Tu ecommerce necesita fotografías
  • increíbles
  • maravillosas
  • fantásticas
  • atractivas
  • de calidad

Ahora que ya tenemos los pies dentro de la era digital necesitamos dar pasos afianzados para que nuestro proyecto comience a generar frutos. Uno de los puntos en los que podemos flaquear es en nuestro escaparate visual. ¿Tienes una tienda online que no convierte? ¿Necesitas mejorar la imagen de tus productos? ¿Eres una startup que está comenzando y no tiene suficientes recursos? ¿No tienes ni idea de fotografía? Acompáñame en este post para mejorar la imagen de tu tienda online con la cámara de tu smartphone y aumentar tus ventas.

Una imagen vale más que mil palabras

La fotografía de tu producto no es solo una imagen, puede contar una historia, mostrar perspectivas y texturas, el tamaño real, la forma completa, las posibilidades, cómo se usa, por qué deberías comprarlo, etc. Con una buena fotografía de producto mejorará la experiencia de usuario, puedes dar una sensación cohesionada de tu marca, limpieza, confianza y orden. Una imagen puede ayudar a tu cliente a imaginar cómo va a quedarle el producto o cómo podría emplearlo. 

Si nunca has hecho fotografía ¡no te agobies! Aquí hemos venido a ser efectivos y efectivas. Es bien sabido que, a veces, la startups tenemos unos recursos limitados y si estamos empezando es posible que tengamos que hacer de todo para poner en marcha el proyecto y validar nuestro mercado. Por el momento no vamos a necesitar una cámara profesional, nos bastará con la cámara de nuestro smartphone. 

La fotografía será uno de nuestros pilares fundamentales para enamorar a nuestros clientes. Necesitamos buena calidad y máxima belleza visual que hará que nuestro producto sea deseable. Es cierto que no podemos olvidarnos de la descripción y la ficha técnica ya que estos dos factores también aportan valor a nuestro producto. Pero la primera impresión será la fotografía. Nuestro cerebro procesará la imagen antes que el texto. Y si la fotografía es buena la venta será más probable. 

¡Vamos al grano! ¿Cómo lo hacemos?

1. LUZ, LUZ Y LUZ.

Lo mejor será que hagas las fotos durante el día a no ser que tu producto requiera obligatoriamente que la foto se haga de noche. Si puedes ahorrarte esto tendrás menos quebraderos de cabeza. A veces pensamos que si está nublado la imagen saldrá más oscura pero esto no tiene por qué, a veces las nubes actúan de filtrado de la luz dándonos justo la que necesitamos. 

Recuerda que deberás poner el producto entre la cámara y la fuente de luz, y tendrás que enfocar al lado contrario de donde proviene la luz no enfoques directamente la luz. Puedes redirigir la luz con cartulinas blancas o papel de horno para evitar sombras raras. Si no tienes un punto de luz natural en tu oficina puedes usar lámparas LED, comprar una caja de luz o fabricarla en casa. Si tu producto es muy pequeño usa una cartulina o corcho blanco para el fondo del producto, así evitarás reflejos que resten protagonismo a nuestro producto. 

 

2. ÁNGULOS.

Si vas a enseñar tu producto tienes que enseñarlo bien, no puedes olvidarte de nada. Lo primero será hacer una imagen que nos vaya a servir para la miniatura (esta será la imagen que nos ayudará a que el usuario haga clic) y de paso, para redes sociales. Lo mejor será hacer una imagen completa del producto. 

Luego, haz una foto de primer plano. Si tu smartphone tiene la opción de usar el modo macro actívalo. Esta opción de la cámara mejorará las fotografías detalle, es decir, para ver de cerca cualquier tejido, acabado, costura, etc. 

Después necesitaremos una fotografía a escala. Para hacer este tipo de fotografías buscaremos otros objetos que nos ayuden a mostrar el tamaño real del producto. Debemos tener cuidado para que los objetos secundarios no quiten protagonismo al producto. Se suele usar una mano sosteniendo el objeto, un maniquí, un smartphone, un cuaderno, etc. A no ser que sean textiles, en este caso se suelen poner sobre personas para ayudar al usuario a imaginar cómo puede quedarle puesto.

Dorso del producto, y a poder ser todos los laterales si los tiene. Intenta replicar lo que el cliente vería si tuviera el producto en físico. 

Por último, si tu producto tiene diferentes tamaños, colores o formas intenta mostrar la variantes que puede elegir. Y si el packaging de tu producto forma parte de la experiencia de compra muéstralo en una última foto para que se imagine recibiéndolo. Esto, en muchas ocasiones, aumenta la tasa de «añadir al carrito». 

 

3. PON EL FRENO CON LOS FILTROS.

Aunque estén de moda y parezca que los filtros vienen a solucionarnos la vida… ¡debemos tener cuidado! Si usamos un filtro que resalte demasiado el color de nuestro producto para hacerlo más vistoso pero cuando llega a las manos de nuestro cliente no es como en la foto vas a provocar un sentimiento de rechazo que hará que aumente tu tasa de devolución. Sé transparente en tu ecommerce e intenta no crear confusión. 

 

4. FONDOS.

No te olvides de crear un buen escenario para tus fotografías. Puedes usar cartulinas de colores si quieres dar un estilo más animado a tus productos. O puedes usar cartulina o tela blanca para crear el efecto de fondo infinito. 

Puedes decorar el fondo con confeti, flores, globos, o cualquier objeto que pueda acompañar a tu producto sin restarle luz. Ten cuidado con los objetos que eliges, debe quedar claro que lo que vendes es tu producto. 

 

5. GUÍA DE ESTILO.

Cuida tu guía visual. Esto quiere decir que deberías intentar hacer todas las fotos siguiendo un mismo estilo, así marcarás la personalidad de tu tienda. Cuida los colores que usa tu marca y la forma en la que haces la fotografía. La personalidad de las imágenes ayudará a la cohesión de tu marca y a que, más tarde, tus productos sean reconocidos más fácilmente. Esto también te ayudará a dar sensación de limpieza y orden para aumentar la confianza en el usuario.

Algunos ejemplos de fotografía de ecommerce

Esprit
    nicestthings.com
      Domestika
        AURBODY: COLOURFUL PRODUCT PHOTOGRAPHY FOR LAUNCH OF DIETARY SUPPLEMENTS
          AURBODY: COLOURFUL PRODUCT PHOTOGRAPHY FOR LAUNCH OF DIETARY SUPPLEMENTS
            madethought.com
              Rob Cortijo
                Weekend Creative

                  Alba Caro

                  Responsable de comunicación y diseño

                   en espacio_RES